Buscar este blog

Translate

domingo, 23 de abril de 2017

Nuestra alma clama





Las almas están clamando... quieren salir a flote, porque llevan mucho tiempo ignoradas y olvidadas en la oscuridad. Muchos estamos buscando la verdad, pero en realidad es el alma que quiere dejar de ser ignorada. Empezamos a buscar fuera, pero nos dimos cuenta que la búsqueda era infructífera, y por fin nos pusimos a buscar dentro de nosotros. Y así nos dimos cuenta que el exterior solo era un caparazón, que lo que somos es un ser que no conocemos en absoluto. Lo escondimos al poco tiempo de llegar a esta realidad, y no vio la luz. A veces clamaba, quería ser escuchado pero sin éxito.

Suena a una doble personalidad o dos identidades, pero solo hay una verdadera, la otra es la que adoptamos con la programación. Y nos creemos que esa es la única que existe, que cuando el cuerpo muere se extingue. Pero eso no tiene ningún sentido, somos alma, seres eternos que venimos a vivir una experiencia en la materia, energía condensada. Pero este mundo está poseído por seres oscuros, y lo que debió ser un paraíso y una bonita experiencia se convierte en una mala pasada.

El planeta Tierra tiene todo para que seamos felices y disfrutemos todo el tiempo en su suelo. ¿Pero que ocurre? - Seres oscuros, sin luz, lo están gobernando, son los que los antiguos llamaban Arcontes. Ellos a su vez tienen humanos que le sirven, a cambio de poder en este plano. Estos creen que los necesitan, pero no es verdad. Son los Arcontes los que necesitan a los humanos para alimentarse de sus energías. Pero de esto hablé en una entrada ya, quiero concentrarme en las almas.

Nos han hecho creer en las religiones que no necesitamos hacer nada, que vendría un salvador a cambiar las cosas, eliminando el mal. Pero eso no es cierto, y muchos siguen esperando sin darse cuenta de que el cambio lo debemos hacer cada uno de nosotros. Ya hay muchos despiertos y muchos otros despertando, esto es porque por fin estamos permitiendo que nuestra alma salga a la luz , del rincón donde la teníamos escondida. Es algo figurativo, porque en realidad el alma somos nosotros mismo.... la esencia. Algunos hablan de espíritu, otros de alma... o consciencia. En realidad todos hablamos de lo mismo, pero no nos ponemos de acuerdo como llamar a lo que somos.

No olvidemos que estamos en la Matrix, que nunca nos van  a decir la verdad absoluta. Así que si nos dicen a la izquierda, miremos a la derecha. Si nos dicen blanco mejor pensemos en negro... si nos dicen sólido , será  gaseoso.... Nunca será como nos dicen que es. Ni siquiera nos podemos fiar de nuestros ojos, porque no ven toda la realidad, si acaso ven algo real. No lo sabemos, porque solo nos llega información y la imagen la vemos en el cerebro, en la parte de atrás.

Entonces, ¿como sabemos que lo que vemos es verdad, es real?- No hay manera. De hecho el cerebro no hace diferencia entre lo que vivimos estando despiertos y lo que soñamos mientras dormimos. Para el cerebro todo es lo mismo, es real y hace que mientras lo experimentemos, no notemos diferencia alguna, todo son experiencias. Son como dos mundos diferentes que no estan conectados entre si. Cuando dormimos no estamos conscientes de que estamos en un sueño, y no pensamos que nos fuimos a dormir y que estamos en un sueño. Lo vivimos como real y sentimos como si estuviéramos en carne y hueso presente en ese sueño.

Todo esto es muy extraño... porque parece que para nuestra alma todo es lo mismo, quizás cuando muramos ocurra eso mismo. Creeremos que seguimos teniendo un cuerpo y sentiremos igualmente. Cuando cerramos los ojos y no recibimos información atreves de los ojos, empezamos a recibir información de otra fuente, directamente al cerebro. O puede que estemos creando un mundo , con sus personajes e historias. Este es un tema que necesariamente hay que dedicarle tiempo y paciencia porque es muy complejo.

Debido a que sufrimos una fuerte programación y no nos podemos fiar tampoco mucho de lo que vemos, debemos escuchar a nuestra alma, que en realidad es escucharnos nosotros mismos. Nuestra alma no se comunica con palabras, eso es cosa de aquí, pero lo que somos, nosotros como alma no somos de aquí. Todo es vibración, de ahí que debemos prestar atención a lo que sentimos. Eso a lo que se le llama corazonada, eso que te hace sentir mal u otras veces bien, en una situación o con un pensamiento.

Nuestros sentimientos son muy importantes, y no le damos la atención necesaria. Los acallamos comprimimos, encerramos,  ignoramos... amos, amos, amos.....y en realidad son los amos. Debemos guiarlos . ¿Por qué? -Porque ellos son una vibración, y por lo tanto pueden hacer bien o mal en nuestro cuerpo físico. Todo se relaciona... si no escuchamos lo que nuestra alma nos quiere comunicar, esta clamará de alguna manera. La vida nos irá mal, estaremos insatisfecho, vacío y enfermo. Por eso, cuando el alma clame, "escuchemos" con el corazón. Si sentimos paz y amor, entonces es que vamos por buen camino.
 
 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario